Faite socio!!

          

 


proxectosMostra dos traballos feitos polos alumnos de 2º ESO encadrados na temática da Tecnoloxía e dentro dun proxecto documental integrado e coordinado pola Biblioteca do IES Castro Alobre e Vilagarcía de Arousa baixo o título “ Descubrimientos e inventos”, que engloba os ámbitos científico e lingüístico.

Nos seguintes enlaces podes ver os proxectos:

Máquina de raios ultravioleta; https://christiansantiagoc.wixsite.com/raiosuv

As pegadas dixitais (Apertura e peche dunha porta corredeira activada cun sensor de pegadas dixitais); https://luchi16.wixsite.com/aspegadasdixitai

 

 


A Asociación do Profesorado de Tecnoloxía de Galicia (APETEGA) leva xa 19 anos traballando polo recoñecemento e calidade do ensino das materias tecnolóxicas na Educación Secundaria.

 

Neste tempo, a asociación loitou pola defensa da Tecnoloxía e pola súa presenza nas distintas reformas educativas, mantendo xuntanzas con administracións educativas e sindicatos, pedindo apoios ás universidades e colexios profesionais e formando parte da Plataforma Estatal de Asociacións do Profesorado de Tecnoloxía, dende a que se coordinan accións conxuntas.

 

Por outra banda, na procura da actualización do profesorado, organizamos cada ano as Xornadas de Tecnoloxía nas que se adquiren coñecementos e material sobre diferentes contidos da nosa área. Con menos frecuencia, celébranse tamén Xornadas monográficas nas que se afonda sobre algún tema de interese. Todo isto, recollémolo na nosa web e na Aula Virtual, na que imos compartindo recursos.

 

Para colaborar con este traballo, convidámoste a adquirir a condición de socio da APETEGA, beneficiándote ademais de:

  • Incorporación a un grupo de correo onde consultar calquera dúbida sobre a materia.
  • Acceso á Aula Virtual e nela, a recursos, programacións, etc.
  • Acceso á área da web con información só para asociados.
  • Matrícula de balde nas Xornadas.

 

 APETEGA


 

Las aulas de la comarca se vuelcan con la robótica, la programación y el 3D

Comenzaron como una actividad complementaria, pero los equipos docentes les han encontrado tantas aplicaciones que hasta echan mano de este recurso en las clases de letras. Los más pequeños aprenden las sílabas moviendo sus muñecos articulados, los mayores a programar y a diseñar

robot

Imagen:

Los robots han tomado las aulas de la comarca. Llegaron en forma de actividad paralela, en algunos casos extraescolar, y ahora ya se usan hasta para que los más pequeños aprendan a leer creyendo que están jugando. Parte del mérito es de unos profesores que dedican muchas horas de su tiempo libre a formarse en robótica, en nuevos sistemas informáticos y hasta crean grupos de trabajo para encontrarles más utilidades educativas. El resultado es que los colegios e institutos destacan en los concursos, pero sobre todo han ganado en recursos. «Son especialmente útiles para ensinar a rapaces con problemas de aprendizaxe», cuenta Reyes Montero, profesora de Tecnoloxía en el Atios de Valdoviño.

En este centro, al igual que en otros 20, la robótica está presente en muchas asignaturas como un arma para reforzar el aprendizaje. La lista de tareas que hacen los pequeños apabulla, en especial, las de primaria: «Cos máis pequenos pódense usar para que os nenos aprendan a ler, por exemplo, para que fagan ir o robot dende a palabra escrita ao debuxo que a representa ou para que se movan en taboleiros con sílabas», cuenta una docente que recuerda que estos ejercicios aportan a los pequeños visión espacial y lateral. Pararse a pensar y no precipitarse es otra de las destrezas que les muestran la robótica en esta etapa. «Teñen que ordear secuencias e iso ensínalles tamén lóxica», precisan desde un centro en el que los profesores se organizan en un equipo de trabajo para planear las clases. Como sucede en otros colegios cuentan con horas de robótica que son actividades extraescolares, pero también con la figura del alumno mentor, que acude a estas sesiones y después las transmite a sus compañeros.

«Esta organización también es muy importante, porque crea una red entre los niños y aprenden a trabajar en equipo», precisa otra de las profesoras implicadas.

Los alumnos de secundaria ya disponen de una asignatura de robótica gracias a la que conocen cómo programar y hasta mejorar en materias como las matemáticas. «Obríganlles a facer cálculos a pasar de unhas unidades a outras o cal dalles unha axilidade mental», explica la responsable del programa del Atios que trabaja estrechamente con las tutoras de las aulas con estos contenidos: Cristina Fernández Soto y Laura Adela Fernández.

Bea Abelairas

26/05/2017 19:12

La Voz de Galicia


Robots que enseñan a trabajar en equipo

Estudiantes de segundo de ESO han ganado el premio al robot más original en un certamen de la UVigo

Imagen:

 

vilagarcía / la voz

¿Qué tienen en común un oso panda, un conejo y un ratón? Pues que esos animales fueron elegidos por los alumnos de segundo de la ESO del instituto Castro Alobre (Vilagarcía) para customizar los robots con los que participaron en un concurso organizado por la Universidad de Vigo. Estos animales, de piel de goma eva y estructura robótica, participaron el pasado viernes en dos duras pruebas en las cuales tuvieron que tumbar unas latas de refresco vacías, primero, y seguir un camino prefijado sin salirse de la raya marcada en el suelo, después. Solo el conejo presentado por el equipo Halcones 3.0 consiguió colarse en la final. Eso sí, el oso panda diseñado por The Bugs logró hacerse con el premio al robot más creativo.

Aunque los premios, en este caso, son lo de menos. Al menos, así lo cuenta Susana Oubiña, la profesora de Programación. Ella ha sido la responsable de embarcar a doce alumnos de segundo de la ESO, y a otros doce de Bachillerato, en una aventura que tardarán en olvidar. Porque en esa singladura han aprendido muchas cosas. Lo resume en una sola frase Diego, uno de los miembros del equipo Los Jerry, así llamado en homenaje al veloz ratón que huía de las garras del gato Tom. «Hemos aprendido compañerismo», dice. Y un murmullo sigue a su afirmación. «Tienes que llevarte bien con tus compañeros, hablar con ellos, para que el programa esté bien hecho. Si cada uno hace lo que le da la gana, al final es un caos», razonan los chavales, tomándole la delantera a muchos adultos.